Siga nuestros consejos para facilitarle el viaje a París con su bebé

¿Está pensando en viajar a la capital francesa con su pequeño pero se pregunta si es una buena idea? Sus espectaculares parques y espacios abiertos, museos de renombre mundial e  infinitos lugares que explorar con los más pequeños la convierten en un destino ideal para las familias. Pero al igual que con todas las grandes ciudades, para poder visitar París con su bebé necesitará planificar y preparar el viaje. Para ayudarle a preparar a toda la familia para unas estupendas vacaciones sin estrés, ¡hemos recopilado unos cuantos consejos para saber cómo visitar París con un bebé!

QUÉ LLEVAR EN LA MALETA

  • Necesitará un carrito si viaja junto con su bebé, pero una cosa a tener en cuenta es que el espacio en Paris es muy limitado, ya sea en la calle, el metro, el bus, en restaurantes e incluso apartamentos. Si su carrito es demasiado grande, es mejor optar por una opción más ligera y plegable.
  • Recomendamos encarecidamente llevar un portabebés para los días en los que vaya a haber muchas escaleras, o para visitar monumentos inaccesibles con el carrito.

Para ayudarle a decidir si llevar el portabebés o el carrito, puede consultar nuestra recomendación sobre las cinco atracciones más importantes de París.

Esté preparado para subir escaleras si quiere disfrutar de las principales atracciones turísticas de París con su bebé (Autoría de la foto: pxhere)

  • Es preferible llevar una mochila para pañales en vez de una bolsa ya que será más fácil cargar con ella y además tendrá las manos libres, algo especialmente útil en el aeropuerto.
  • Un cambiador portátil es imprescindible para cambiar al bebé sobre la marcha porque hay pocos cambiadores en París, e incluso en restaurantes es muy probable que no haya. Si no tiene pensado lavarlos, sería conveniente optar por una opción desechable.
  • Una trona portátil: pocos restaurantes en París tienen tronas, o puede que sean demasiado grandes para su bebé. Para no tener que comer con el bebé sobre su regazo, recomendamos que lleve consigo una trona portátil que se fija en la mayoría de las mesas.
  • Si se pregunta si tiene que llevar consigo pañales, toallitas húmedas o potitos para bebé para toda su estancia la respuesta es no. Puede comprar todos estos artículos en cualquier supermercado (como Carrefour, Monoprix o Franprix). Estos establecimientos ofrecen una gran variedad de comida para niños de hasta 24 meses, snacks para bebés, potitos, cereales y yogures. Es mejor, sin embargo, que lleve consigo su fórmula infantil ya que las marcas disponibles pueden ser distintas a las que su bebé está acostumbrado.

TRANSPORTE

Traslado desde el aeropuerto

Viajar ligero facilita el uso del transporte público Autoría de la foto: ProtoplasmaKid [CC BY-SA (httpscreativecommons.orglicensesby-sa4.0)]

Hay muchas maneras de ir desde al aeropuerto al centro de París , siendo los trenes RER de la RATP (la empresa de transporte público de París)la más barata. Sin embargo, en caso de viajar con un bebé y con mucho equipaje, sería más conveniente considerar otras opciones, ya que estos trenes suelen ir muy llenos y no es fácil moverse con un carrito.

Una buena alternativa asequible para llegar al centro de París desde el aeropuerto es el sistema de lanzaderas del aeropuerto.  Los autobuses tienen espacio para el equipaje, por lo que no tendrá que cargar con él a través de estaciones de metro llenas de gente.

El bus del aeropuerto es una buena manera de llegar al centro de París con su bebé si lleva un carrito Autoría de la foto: PR180.2 [CC BY-SA (httpscreativecommons.orglicensesby-sa2.0)]

La manera más fácil sigue siendo el taxi. Puede coger un taxi en la parada del aeropuerto, pero no es seguro que haya un asiento de bebé. Hay muchas empresas de taxis en París disponibles para reservar uno con un asiento.  Por ejemplo, Taxis G7 tiene un “taxi familiar” con alzadores y asientos de bebés.

Por último, tenemos Welcome, un servicio de traslado desde el aeropuerto adaptado para bebés, práctico y sin estrés y a un precio similar al de un taxi estándar. El conductor estará esperándole con un cartel de Welcome con su nombre en él cuando llegue al aeropuerto y el coche vendrá con el asiento solicitado, ya sea de bebé, de niño o un alzador.

Cómo moverse por la ciudad

Coger el metro en París puede ser complicado si lleva un carrito. Es mejor llevar un portabebés Autoría de la foto: zoenet [CC BY (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0)]

Aunque el sistema de metro de París es excelente y le puede llevar a donde sea, también es famoso por ser dificil de recorrer para familias con carritos. La mayoría de estaciones no cuentan con escaleras mecánicas o ascensores. Es posible coger el metro de París con su bebé pero tenga en cuenta que tendrá que cargar lo que lleve consigo por muchos tramos de escaleras. Intente evitar las horas punta (de lunes a viernes, entre las 7:30 y las 9:00 de la mañana y las 5:00 y las 7:00 de la tarde aproximadamente) en las que el metro está muy lleno.

Los buses de París cuentan con sitios reservados para pasajeros con carritos Autoría de la foto: Les Chatfield de Brighton, Inglaterra [CC BY (httpscreativecommons.orglicensesby2.0)]

Coja el autobús cuando sea posible. La red es extensa y y hay asientos reservados para carritos. Además, los padres disfrutarán de las vistas de la ciudad durante el trayecto. Lo mejor es subir con el bebé por la puerta trasera del bus y llevar el carrito directamente al espacio reservado.

Puede descargar el mapa de la RATP para localizar fácilmente las paradas y horarios de autobús.

¡Los niños de hasta 4 años viajan gratis en toda la red de transporte público!

En los laterales de los Campos Elíseos encontrará amplias veredas perfectas para ir con carrito (Autoría de la foto: pixabay)

Muchos opinan que la mejor manera de moverse por París es a pie. En el corazón de París las distancias son más cortas de lo que parecen. Si el tiempo lo permite, intente llegar a su destino a pie antes que coger el transporte público. Descubrir París de esta manera le permitirá detenerse y vivir momentos que de otra manera se perdería, ¡y habrá muchas cosas para entretener a su bebé por el camino! Si decide invertir un día caminando por París, planéelo con antelación y escoja una zona con itinerarios fáciles para caminar. La zona que rodea los  Campos Elíseos tiene amplias avenidas, estupendas para utilizar el carrito. Las orillas del río Sena también son idóneas para pasear.

Esté preparado para las calles estrechas y a veces muy concurridas de París (Autoría de la foto: pxfuel)

Sin embargo las calles del Barrio Latino y Montmartre pueden llegar a dificultar el uso del carrito ya que pueden estar muy concurridas, son estrechas y muchas de ellas son empedradas. ¡Otro caso más en el que un carrito ligero o un portabebés vendrán que ni pintado!

DÓNDE ALOJARSE

Contratar un alquiler de vacaciones en París durante su estancia es una opción excelente ya que un apartamento le ofrece más espacio que una habitación de hotel, además de servicios y comodidades que encontraría en su propia casa. Estos son algunos de los servicios que un edificio/apartamento debe tener para facilitarle sus vacaciones con su bebé:

Los ascensores no son muy habituales en París así que, ¡esté preparado!

Ascensor: en París los edificios tienen de cinco a seis plantas de media y muchos no cuentan con ascensor. Las escaleras de los edificios parisinos tienen mucha historia, pero si no quiere arrastar su carrito escaleras arriba y abajo varias veces al día, asegúrese de que hay ascensor, ¡y pregunte por el tamaño para asegurarse de que entra el carrito!

Lavadora/secadora: si puede lavar y secar tanto su ropa como la de su bebé podrá llevar menos en la maleta.

Bañera: un plato de ducha no es la mejor opción para bañar a un bebé. Busque un apartamento con bañera para poder bañar a su bebé mejor y de manera más segura.

Puede encontrar todos estos servicios en este apartamento de vacaciones de un dormitorio cerca de Montmartre : hay una cuna disponible bajo demanda; está solo a 15 minutos andando del Sacré-Coeur, está en el primer piso y ¡viene equipado con lavadora y secadora!

Este apartamento de vacaciones de 3 dormitorios en Le Marais, París (PA-4781) cuenta con una cocina totalmente equipada, muy útil si viaja con un bebé

Si prefiere estar más cerca del centro de París, mire este apartamento de vacaciones de 3 dormitorios en Le Marais. ¡Su bebé tendrá 160 metros cuadrados para gatear, andar y jugar! Este apartamento cuenta con ascensor y viene equipado con lavadora, secadora, lavavajillas y bañera.Su cocina totalmente equipada le permitirá preparar la comida en casa, por lo que no tendrá que cenar fuera todas las noches con su bebé. En caso de querer salir, estará justo en el centro de París, cerca de muchos restaurantes.

Para familias más numerosas, este apartamento de vacaciones de 4 dormitorios y 3,5 baños en los Grands Boulevards  se encuentra en la planta baja de un edificio que cuenta con jardín privado donde sus hijos pueden tomar el aire en casa si el día fue ajetreado y no hubo tiempo para dar un paseo por el parque o a hacer una excursión al parque infantil.

COMER FUERA

Las cafeterías de París no tienen mucho espacio para carritos así que planee con antelación (Autoría de la foto: pxfuel)

¿Una trona? ¿Un cambiador? ¿Lápices? ¡Es mejor asumir que pocos restaurantes los van a tener! Además, muchos restaurantes y cafeterías de París son pequeños y no tendrán mucho espacio para carritos (otra razón más para dejar el carrito gigante en casa). ¡Pero esto no quiere decir que tanto usted como su familia no vayan a poder disfrutar de la famosa gastronomía francesa! Es cuestión de ir preparado, llevar consigo un par de juguetes para que su bebé esté entretenido, una trona portátil si tiene y, a ser posible, ir a primera hora de la noche cuando los restaurantes están menos concurridos (los franceses suelen cenar alrededor de las siete y media u ocho). Para que la experiencia de comer sea incluso mejor para su bebé, échele un ojo a estas cafeterías y restaurantes adaptados para niños, con tronas, cambiadores e incluso un área de juegos:

Les 400 coups, situado en el distrito XIX de París, es un restaurante tranquilo que solo sirve comida fresca recién cocinada con ingredientes de temporada y que tiene un espacio adaptado para niños con juguetes, libros y una pizarra enorme.

Fan de Carotte en el distrito XVII ofrece comida orgánica casera en un lugar diseñado para mantener a sus hijos entretenidos.

Monbini en el distrito XV tiene todo lo necesario para que tanto niños como padres puedan pasar el mejor rato posible: una tienda que ofrece regalos y juguetes para bebés, una cafetería donde pueden relajarse los padres mientras disfrutan de comida y tartas caseras y un área de juegos donde los niños pueden probar juegos creativos.

Super Café en el distrito XX es otro lugar acogedor donde desayunar o tomar un café que tiene además muchos juegos y espacio para jugar.

ACTIVIDADES PARA BEBÉS EN PARÍS

Puede añadir un poco de tiempo para jugar a su itinerario diario yendo a la Cité des Enfants en La Villette con exposiciones dirigidas a niños de a partir de dos años. El Palais de la Découverte tiene exposiciones relacionadas con la ciencia y actividades adaptadas a los niños y, además, ¡también le resultarán interesantes a usted!

Los parques parisinos son un lugar estupendo en el que disfrutarán tanto usted como su bebé (Autoría de la foto: needpix)

A los niños menores de dos años les encantará ver toda clase de animales en el Parc Zoologique de París o el túnel de tiburones y la piscina interactiva del Aquarium de París. En el  Jardin de Acclimatation, en el corazón del Bois de Boulogne, encontrará una granja educativa, paseos en barco, una feria con una mini montaña rusa, espectáculos de marionetas y muchas más actividades adecuadas para niños de todas las edades.

Añada algo de tiempo de juego a su itinerario parando en alguno de los fantásticos parques parisinos Autoría de la foto: Kosala Bandara de Lausanne , Suiza [CC BY (httpscreativecommons.orglicensesby2.0)]

Combine turismo con tiempo de juego yendo a alguno de los parques más bonitos de París. En la Place des Vosges podrá contemplar las impresionantes y lujosas residencias privadas que en otro tiempo fueron el hogar de famosos artistas como Victor Hugo mientras su pequeño hace castillos en los areneros. El Jardin de Luxembourg alberga el carrusel más antiguo de la ciudad, un teatro de marionetas, un gran parque infantil, areneros y varios bancos en los que relajarse con su bebé y disfrutar del paisaje.

Otro espacio verde que no se puede perder en el distrito XVII es el Square des Batignolles con su gruta, cascada, río y estanque. Este lugar es un punto de partida ideal desde el que explorar el barrio circundante. Visite nuestro blog sobre más cosas que hacer en familia en París.

Cómprele a su bebé algunos artículos de moda parisinos durante su viaje

¿Con ganas de una sesión de compras en la capital de la moda con su bebé? Galeries Lafayette y las tiendas Printemps Haussmann ofrecen una amplia selección de ropa para adultos y niños, juguetes y juegos. Cuentan además con una guardería con cambiadores, un lavabo, microondas y una trona.

Haga que su bebé viva la sesión de compras de lujo definitiva en París acudiendo a una de las dos boutiques Baby Dior ¿Por qué la alta costura debería ser solo para adultos?

La Ciudad del Amor tiene algo distinto que ofrecer y puede ser una experiencia inolvidable para gente de todas las edades. ¡Todo lo que tiene que hacer ahora es empezar a planear su viaje! Si necesita ayuda para encontrar el alquiler de vacaciones perfecto para su viaje a París en familia, envíenos una solicitud a través de nuestra página web.