Alojamiento en Nueva York West Village NY-7565
Alojamiento en Nueva York West Village NY-7565
El último parque publico de Nueva York se sitúa a 10 metros de altura sobre el Lower West Side, en Manhattan, en lo que era la antigua vía del tren de mercancías en 1930. High Line Park es el primer parque público de este tipo en los Estados Unidos, inspirado en parte por la Promenade Plantée también conocido como Coulée Verte, un parque elevado de 4,5 kilómetros en el distrito 12 de París, Francia. La Promenade Plantée fue construída sobre viadúcto utilizado por el tren en el siglo diecinueve y más tarde abandonado, que conectaba la zona de la Bastilla con los suburbios al este de París.

Durante mucho tiempo la Promenade Plantée fue el único parque elevado del mundo, pero Nueva York no quiere rivales. Diez años de innovadora planificación urbana y diseño de jardines culminaron hace un mes con la inauguración de la primera sección del parque, con una longitud de unos 800 metros.

La antigua vía de tren abandonada se ha trasformado en una plataforma peatonal elevada de acceso público, y es un ejemplo de cómo la renovación urbana y el reciclaje pueden aunarse y preservar la herencia histórica de las ciudades. La primera sección del parque va desde Gansevoort Street, en el distrito conocido como Meatpacking hasta West 20th Street en Chelsea, entre las avenidas décima y undécima, y abre a diario de 7 de la mañana a 10 de la noche. La segunda sección del proyecto irá de la 20th Street a 30th street y su apertura está prevista en el 2010. El coste total de ambas secciones asciende a unos 152 millones de dólares, y la aprobación de la tercera sección se está negociando todavía.

Una foto de Highline Park
Una foto de Highline Park
Han surgido varios proyectos interesantes alrededor del nuevo parque, que ya fue fotografiado en el 2000 por el conocido fotógrafo Joel Sternfeld, cuando aún era una extensión salvaje, creciendo sobre la plataforma abandonada. Uno de estos proyectos es la futura sede en la zona del downtown del Museo Whitney, que está planificada en un extremo del parque High Line, en Gansevoort Street. También está prevista la apertura de galerías de arte, tiendas y hoteles en esta zona que pasa por una época de revitalización (o quizás sea más apropiado hablar de un “florecimiento”) gracias a una chispa de imaginación que hizo que las cosas volvieran a rodar para el viejo ferrocarril.

Hay multitud de actividades organizadas para los próximos meses que incluyen desde paseos guiados por historiadores especializados en arquitectura, visitas organizadas por galerías de arte, conferencias sobre horticultura, cuentacuentos para niños, desfiles, festivales y acontecimiéntos benéficos. Puede consultar todos los detalles de todos los eventos, o también hacer una donación si lo desea en http://www.thehighline.org.

Apartamento de 2 dormitorios en Chelsea (NY- 9895) a un paseo de la entrada del Highline Park en 20th street.

Apartamento de 1 dormitorio en el West Village (NY-7565) con una decoración rústica que le da un toque campestre.

Highline Park tiene algo para todo el mundo. Hay estructuras con agua para que los niños se diviertan mojándose, terrazas para los neoyorquinos que necesitan parar un momento al sol, jardines de flores silvestres con miles de especies de plantas para los amantes de la naturaleza, también se pueden encontrar colonias de mariposas y de aves. Puede encontrar vistas panorámicas sobre el río Hudson mientras camina, mirando de vez en cuando a través del suelo trasparente, quizás pueda ver a los taxista acelerando justo debajo des sus pies. ¡Sólo podía pasar en Nueva York!

¿Qué opina del nuevo parque de Nueva York? Comparta sus comentarios a continuación.