Imagen del Empire State Building rodeado por el paisaje urbano de Midtown Manhattan.
Súbase a lo alto de una azotea para contemplar el maravilloso perfil urbano de Nueva York desde un ángulo distinto.

Cuando piensa en Nueva York, ¿qué es lo primero que le viene a la cabeza? Quizás se le aparezcan las luces brillantes y los anuncios llamativos de Times Square, la figura emblemática del Empire State Building o el majestuoso símbolo del sueño americano, es decir, la Estatua de la Libertad. No importa lo primero que se le pase por la cabeza; lo que queda claro es que todo perfil urbano de Nueva York, con todos estos puntos de referencia a la vista, lo hace reconocible al instante. Otro rasgo que caracteriza a Nueva York es su espacio limitado… Y es que cuando los neoyorquinos no pueden construir a lo ancho, lo harán a lo alto. Las azoteas de los edificios de Nueva York ofrecen unas vistas incomparables de las deslumbrantes luces de la ciudad y, con el objetivo de rendirles homenaje, hemos seleccionado los mejores lugares para contemplar “la ciudad que nunca duerme” desde las alturas. Siga leyendo nuestra guía de las mejores cumbres urbanas y vea algunas de las azoteas más singulares de la ciudad, desde las principales atracciones turísticas hasta su propio apartamento amueblado de New York Habitat.

“Suba el listón” de la vida nocturna sobrevolando la ciudad

Imagen del bar en la azotea del 1 Hotel Brooklyn Bridge con vistas al río Este y al perfil urbano de Manhattan.
Algunos dirán que las mejores vistas de Nueva York se contemplan desde Brooklyn (¡el bar en la azotea del 1 Hotel Brooklyn Bridge es un buen sitio por el que empezar!) (foto: cortesía de Scott Heins)

Sabiendo que el eslogan de Nueva York podría ser perfectamente “trabaje duro y diviértase mucho”, no es de extrañar que una de las principales funciones a las que se destinan los espacios de azotea sea para ofrecer a la infatigable población neoyorquina un lugar más al que poder ir de fiesta. Los bares en la azotea repartidos por los cinco distritos elevan la hora feliz hasta otro nivel, sobre todo en Manhattan o en la orilla de Brooklyn y Queens. Contemplar esas vistas panorámicas del horizonte de Manhattan que solamente se aprecian desde las alturas mejora todavía más cuando las luces de los rascacielos hacen resplandecer el cielo nocturno de Nueva York. Los bares en la azotea se presentan como un lugar genial para tener una cita o simplemente para relajarse tras una dura jornada de trabajo (después de todo, es difícil sentirse agobiado mientras se contemplan semejantes vistas). La popularidad de los bares en las alturas supone la continua inauguración de nuevos establecimientos, pero he aquí algunos de nuestros favoritos:

  • Westlight en el hotel William Vale. Disfrute de las vistas del paisaje urbano de Manhattan desde Williamsburg, en Brooklyn. No importa que prefiera una terraza al aire libre, una cubierta con cristales o mirar por uno de los alegres visores amarillos de la azotea, ya que seguro que disfrutará de este punto de interés, conocido particularmente por sus cócteles y tapas.
  • 1 Rooftop Garden & Bar. Aproveche y contemple otra perspectiva del río Este, el puente de Brooklyn y el horizonte de Manhattan desde este bar en la azotea bañado por el sol. Ofrece aperitivos sofisticados, vino y cerveza, y cuenta incluso con una piscina para los huéspedes del hotel.
  • The Top of the Standard. Siéntase como si fuera la estrella de una glamurosa película rodada en Nueva York como El lobo de Wall Street o El Gran Gatsby en este bar en la azotea cerrado decorado con paredes doradas y cristaleras que ofrecen vistas de la ciudad desde el corazón de Chelsea.
  • Mr. Purple. Con sus espacios cerrados y al aire libre, Mr. Purple elevará sus expectativas sobre la experiencia de ir a un bar gracias a sus vistas del perfil urbano y a su elegante código de vestir con corbata negra.
Imagen de la azotea con zona chill out con mobiliario de jardín y guirnaldas de luces del apartamento amueblado NY-17339.
¡Sumérjase en el ambiente sofisticado de un bar en la azotea sin salir del portal de su casa!

No se puede negar que, a veces, a usted y a sus amigos o pareja les apetece simplemente pasar una noche tranquila. Si reside en este fabuloso estudio amueblado en el Upper West Side, no tendrá por qué privarse de las imponentes vistas de un bar en la azotea. Impresione a sus invitados con la exclusividad de esta particular panorámica. Además de solamente ser accesible para los residentes del edificio, podrá disfrutar de mucho espacio en el que poder agasajarles con una comida casera en su propia cocina completa o en la parrilla que se sitúa en la azotea. Se sentirá como un neoyorquino de pura cepa cada vez que salga a la terraza de la azotea y admire la ciudad desde su propio corazón.

Piérdase en un oasis vegetal elevado a varios pisos sobre el suelo

Imagen de gente atravesando un jardín en una azotea con vistas.
Las azoteas se presentan como el lugar perfecto para albergar un jardín o una zona verde. Además, a los neoyorquinos les encanta poder disfrutar de la naturaleza (foto: cortesía de Urban Green Council).

En Nueva York, las azoteas no solo sirven como superficies comerciales. Dado que el espacio cada vez se está volviendo más limitado a lo largo de los cinco distritos, aquellos que buscan zonas verdes, entornos naturales y alimentos frescos han empezado a mirar más allá de los principales parques de Nueva York. Las terrazas en las alturas brindan una oportunidad única para cultivar un jardín o, en ocasiones, incluso una granja en el corazón de una megalópolis industrial. Algunos lugares de Brooklyn como el Centro de Convenciones Javits o The Grange se han convertido en paraísos íntegramente naturales que albergan plantas, tierra e, inclusive, hábitats protegidos para pájaros, murciélagos y abejas salvajes. Estos ambientes naturales ofrecen a los neoyorquinos la peculiar posibilidad de saber más acerca del concepto de sostenibilidad en visitas guiadas, así como de experimentar la vida salvaje o disfrutar de una comida de la granja a la mesa en algún jardín comunitario en las alturas. Sea cual sea su uso, puede acercarse a una zona verde de alguna azotea para obtener un reflejo fiel del ingenio y del compromiso de los neoyorquinos en favor de la sostenibilidad y la ecología.

Imagen de la terraza privada del NY-17536 con mobiliario de jardín y macetas
Un oasis en forma de jardín privado le espera en este estudio del Upper East Side

En algunos apartamentos de Nueva York, el amor por la naturaleza puede hallarse a un nivel mucho más personal, como en este estudio amueblado del Upper East Side. Se suele pensar que los apartamentos neoyorquinos tipo estudio son estrechos, oscuros y calurosos, pero, al igual que sorprendería encontrar una zona verde en Manhattan, este alojamiento rompe con la norma gracias al acceso que posee a una espaciosa terraza privada. Dentro de él, todas las necesidades básicas están cubiertas, con una cama tamaño queen, una zona de descanso y un baño, que está decorado con azulejos y adornos dorados. También podrá disfrutar de muchísima luz natural, gracias a los ventanales dispuestos en la pared trasera. Atraviese la puerta exterior y pase a su propia terraza privada, rebosante de macetas, hiedras y mobiliario de madera natural. Al tener la singular oportunidad de vivir con la privacidad que otorga un estudio y con la vegetación de la que disfrutará en este jardín secreto, quizá se olvide de que está inmerso dentro de la ajetreada ciudad de Nueva York. Las terrazas particulares y las azoteas son extremadamente populares en el Upper East Side, así que recuerde saludar a sus vecinos cuando salga al exterior (de hecho, es posible que haga amigos que también tengan sus propias terrazas al aire libre).

Piscinas en la azotea: un tipo distinto de “trampolín”

Imagen de la piscina en la azotea del Hotel Royalton con el Empire State Building al fondo
Nade en las alturas, sobrevuele las calles y disfrute de las vistas panorámicas de una piscina en la azotea

Cuando piensa en una piscina al aire libre, es posible que se la imagine sumergida bajo el cemento, pero, lo crea o no, las piscinas pueden hallarse igualmente a centenares de metros sobre el nivel del suelo. Cuando las temperaturas suben, los neoyorquinos suelen ir en masa a algún ático para refrescarse en una piscina en la azotea. Estas resultan un lugar único para que los visitantes disfruten de una vistas magníficas de la ciudad, hagan un poco de ejercicio (siempre y cuando su apartamento amueblado no tenga acceso a gimnasio), y cuenten con un lugar para socializar en las alturas (algunas azoteas con piscina también disponen de servicio de bar). Aquí les mostramos solo una pequeña selección de los sitios imprescindibles de la Gran Manzana en los que darse un chapuzón:

  • Royalton Park Avenue. La piscina que se encuentra en lo alto de este hotel de estilo contemporáneo tan chic (anteriormente llamado Hotel Gansevoort Park Avenue) que cuenta con unas vistas inigualables del perfil urbano de Midtown Manhattan y también del Empire State Building.
  • Jimmy at the James New York. Situado al sur de Manhattan y cotizado por sus fantásticas vistas de la Torre Freedom, Jimmy at the James organiza, durante los meses estivales, fiestas en la piscina para el público en general cada sábado y domingo después de las 15:00. Aunque para poder acceder sea necesario hacer una reserva, su curiosa arquitectura y su bar en la azotea hacen que merezca la pena ir.
  • Sixty LES. Esta piscina con azotea es uno de los secretos mejor guardados de Nueva York y de un buen puñado de estrellas en Instagram e influencers de las redes sociales. Le hará falta acudir con un amigo, ya que el servicio de piscina es solo para los clientes del hotel. Pero lo cierto es que tendrá que verlo para creerlo: su carácter fresco y su toque moderno conseguido gracias a los mosaicos en azulejo de obras de Andy Warhol y su sistema de sonido submarino la hacen única.
  • The Beach at the Dream Downtown. Diríjase a “The Beach” y viva unas vacaciones al estilo de Los Hamptons. Esta azotea con piscina cuenta con cabañas de lujo de alquiler, decoradas en una paleta de tonos blancos muy elegante y, además, ofrece vistas panorámicas tanto desde la terraza como de la piscina, que posee un fondo de cristal. Los pases diarios estarán a la venta durante toda la temporada estival.

Convierta su visita a una azotea en una inmersión total en el Museo Metropolitano de Arte

Imagen de gente rodeada por setos en la azotea con vistas del Museo Metropolitano de Arte
La azotea del Museo Metropolitano de Arte ofrece la oportunidad de pasearse entre su abundante vegetación y disfrutar de sus obras de arte

Los restaurants y los hoteles no son el único lugar que hay en Nueva York donde contemplar la ciudad desde las alturas. Con el auge reciente de las azoteas, incluso las principales atracciones turísticas se han unido a la moda (y no solo el Empire State Building y el Top of the Rock). Ahora, en el Museo Metropolitano de Arte, puede pasar el día no solo admirando una colección de arte de primera categoría sino también contemplando las imponentes vistas de Central Park. Disfrute y siéntase como un privilegiado en un lugar único situado dentro del clásico barrio Upper East Side mientras se pasea por la azotea del museo. Y, si todavía no ha recibido una dosis de arte suficiente, encontrará más esculturas y otras obras que ver en el recinto superior, así como setos cuidadísimos, un bar e incluso un café-restaurante.

Si ha decidido visitar las azoteas neoyorquinas por el arte y la comida, también le encantará la azotea de Vida Verde, un restaurante mexicano recién inaugurado que posee iluminación ambiental, atrevidos y coloridos grafitis que envuelven la atmósfera y, por supuesto, ¡comida mexicana y margaritas!

Imagen de la terraza del NY-17115 con sofás esquineros y cubiertas metálicas
La terraza en la azotea de este apartamento en Chelsea es un lugar multifuncional perfecto donde inspirarse.

El ambiente de la azotea del Museo Metropolitano de Arte le acompañará hasta casa si decide alojarse en este apartamento amueblado de 1 dormitorio de Chelsea. El piso en sí posee una distribución de planta abierta con una cocina completa, mobiliario contemporáneo y suelos de madera dura; las comodidades del edificio harán que su estancia sea verdaderamente de lujo. Además, el inmueble cuenta con un centro deportivo, sala de bicicletas, zona chill out y, por supuesto, una terraza amueblada en la azotea. Al igual que la terraza del museo, se halla repleta de una cuidadísima vegetación y distribución del espacio, mientras que los pasillos anchos y los bancos de los que dispone le dan una apariencia de parque. A los más refinados les encantará este espacio en las alturas, pues resulta perfecto para relajarse y leer un buen libro o, simplemente, para disfrutar de un lugar privado de descanso. Además, los sofás esquineros resultan perfectos para reunirse con amigos.

Imagen de la terraza del NY-16001 con sofá esquinero amarillo y sombrilla
Este apartamento de Brooklyn tiene varios balcones y también esta terraza con un ambiente muy particular.

Nuestra última recomendación de apartamentos para aquellos a los que les encanten las azoteas es este apartamento amueblado de 1 dormitorio en Clinton Hill, Brooklyn. Este piso de estilo completamente moderno cuenta con dos balcones, una terraza privada y una azotea. El espacio multiusos de esta terraza puede emplearse como lugar de encuentro social, gracias a su amplio sofá esquinero (habrá sitio de sobra para todos sus amigos), o simplemente como un sitio donde poder tumbarse, relajarse y desconectar. Sumérjase en la panorámica de las calles arboladas de Clinton Hill y del resto de Brooklyn, pues podrá quedarse allí el tiempo que le apetezca mientras se protege del sol bajo una sombrilla. Al igual que en el resto de nuestros apartamentos amueblados, los interiores están muy bien equipados, con una cama de matrimonio, un sofá de interior e incluso una hamaca colgante para darle un toque de diversión al ambiente.

Como ya termina nuestro recorrido por las azoteas de Nueva York, esperamos que haya obtenido una nueva perspectiva de “la ciudad que nunca duerme”, es decir, ¡una vista desde el aire! Así que… ¿por qué no se dirige a una azotea con piscina, jardín o bar?, ¿o a alguno de nuestros apartamentos amueblados con acceso a una terraza en la azotea para ver cómo se pone el sol sobre toda la ciudad?